fbpx

NUESTRO SUBCONSCIENTE Y EL TABACO 

El problema de la adicción al tabaco, tiene dos facetas; por un lado está la parte FISICA, la cual, cuando dejamos el hábito, se recupera con buenos resultados.

Pero está la parte de nuestro cerebro. Es en el INCONSCIENTE, donde se esconde nuestra lucha, para dejar la adicción. La mayoría de las personas con adicción al tabaquismo, cuando quieren dejar el tabaco, después de la fase de desintoxicación física, se encuentran con el problema de la adicción psicológica, y es la parte más difícil de tratar, pues genera de forma permanente en nuestra mente el deseo de volver a fumar.

POR QUÉ EL TABACO CREA ADICCIÓN: LA NICOTINA 

La nicotina es un compuesto orgánico, un alcaloide encontrado en la planta del tabaco con alta concentración en sus hojas.

Es un potente veneno e incluso se usa en múltiples insecticidas (fumigantes para invernaderos). En bajas concentraciones, la sustancia es un estimulante y es uno de los principales factores de adicción al tabaco. La cantidad que contiene un cigarro inyectado en vena, produciría la muerte.

Cuando se inhala del humo del cigarro, pasa al pulmón y de allí directamente a la sangre, afectando así a todo el cuerpo.

En el cerebro estimula la función de la “satisfacción” y la gratificación inmediata.

Todos los órganos se ven afectados por el acto de fumar, y muchas enfermedades que aparecenindirectamente son causadas por el tabaquismo

 La HIPNOSIS es un estado alterado de la conciencia, donde somos mucho más receptivos a los cambios de la Programación Neuro Lingüista PNL.

ADICCIÓN A LA NICOTINA Fumar cigarrillos constituye la forma predominante de adicción a la nicotina en todo el mundo. La nicotina es una de las drogas más adictivas que existen, por delante de la cocaína. Y heroína.

Actualmente la mayoría de los cigarrillos en el mercado mundial contienen entre 1 y 2 miligramos (mg) o más de nicotina. Al inhalar el humo, el fumador promedio ingiere 0,8 mg de nicotina por cigarrillo. Asimismo, las ventas y el consumo de productos de tabaco sin humo han aumentado substancialmente. La molécula alcanza pronto el cerebro del fumador. Al inhalar, el humo hace llegar la nicotina a los pulmones junto con las partículas de alquitrán asociadas; de ahí, pasa a la sangre. Entre diez a sesenta segundos después, la nicotina atraviesa la barrera hematoencefálica y penetra en el cerebro.

Cuando se inhala el humo, la nicotina se absorbe más lentamente a través de las membranas mucosas de la boca.

Tiene más de 3000 sustancias en un el cigarrillo.

La causa de que la nicotina cree adicción está en que, aunque inicialmente las neuronas se estimulan ,y emiten señales de gratificación al cerebro

En el caso de las mujeres, durante el embarazo, el problema se agudiza, ya que esta, se concentra en la leche materna, pasando al feto a través de la placenta, y causando niños de bajo peso al nacer.

Hipnosis y tabaquismo

 

El principal uso “terapéutico” del hipnotismo en el mundo es ayudar a dejar de fumar. La hipnosis ha ayudado a dejar de fumar a muchos miles de personas en el mundo desde hace más de cuarenta años. La riqueza de la hipnosis como técnica para ayudar a la deshabituación del tabaco es múltiple, por una parte porque merma el deseo al mantener la concentración dirigida a otros estímulos, por otra modifica la percepción del tabaco haciendo que se vea lo que realmente se estaba fumando, y por otra elimina completamente la ansiedad permitiendo superar el síndrome de abstinencia sin dificultad ni sufrimiento .

  • Esperanza Delfín – tl. 600039824

Pin It on Pinterest

Share This